Pages Navigation Menu

Online Resource Center

Desintoxicando el Evangelio de la Falsa Cosmovisión Griega

Desintoxicando el Evangelio de la Falsa Cosmovisión Griega

La Gran Misión del Padre de Gloria – 5

 

DESCRIPCIÓN

La meta principal de esta sesión es desintoxicar el evangelio de la fatal influencia de la cosmovisión griega, especialmente las ideas filosóficas de Platón. Después de la muerte de los apóstoles originales y de los padres de la iglesia como Tertuliano, Policarpo e Ireneo, la batalla contra las ideas griegas y gnósticas que trataban de infiltrarse a la iglesia cesó. Éstas finalmente se infiltraron profundamente, adulterando las enseñanzas principales de la fe hasta el día de hoy, incluyendo la identidad y obra de Jesús como Mesías, la Resurrección de los muertos, y el Reino venidero.

Play

NOTAS

El contenido de las notas de esta enseñanza se encuentra abajo en formato parcial. Si desea ver las notas en formato completo, 

Descargue las “Desintoxicando el Evangelio de la Falsa Cosmovisión Griega” Notas.

DESINTOXICANDO EL EVANGELIO DE LA FALSA COSMOVISIÓN GRIEGA

DESINTOXICANDO EL EVANGELIO

DESINTOXICANDO EL EVANGELIO

A.    La meta principal de esta sesión es desintoxicar el evangelio de la fatal influencia de la cosmovisión griega, especialmente las ideas filosóficas de Platón. Después de la muerte de los apóstoles originales y de los padres de la iglesia como Tertuliano, Policarpo e Ireneo, la batalla contra las ideas griegas y gnósticas que trataban de infiltrarse a la iglesia cesó.

B.    Éstas finalmente se infiltraron profundamente, adulterando las enseñanzas principales de la fe hasta el día de hoy, incluyendo la identidad y obra de Jesús como Mesías, la Resurrección de los muertos, y el Reino venidero.

C.    Como ya he dicho varias veces una cosmovisión es la manera en que una cultura o grupo ve e interpreta la realidad que le rodea, o los lentes con los que la vemos. Por lo tanto toda cultura y sociedad tiene una cosmovisión.

D.    Nuestra sociedad posmoderna, aún en las ciudades principales de Latinoamérica, está fundamentada en la falsa cosmovisión griega originada principalmente por Sócrates y Platón. Esta cosmovisión es también parte del fundamento del gnosticismo contra el cual los apóstoles y los padres de la iglesia pelearon tan intensamente.

E.    Como mencioné en la primera sesión de ésta serie de enseñanzas, los primeros líderes de la iglesia pelearon intensamente contra dos fortalezas principales:

1.    Judaísmo (judíos)—negaba la necesidad de la Crucifixión del Mesías como el único sacrificio efectivo para el perdón de nuestros pecados, y promovía la circuncisión y las obras de la Ley como medios de salvación.

Gal. 6:12-13 LBLA Los que desean agradar (a los hombres) en la carne tratan de obligarlos a que se circunciden, simplemente para no ser perseguidos a causa de la cruz de Cristo. 13 Porque ni aun los mismos que son circuncidados guardan la ley, mas ellos desean hacerlos circuncidar para gloriarse en su carne (esfuerzo humano).

2.    Gnosticismo (gentiles)—distorsionaba la identidad de Dios y a su creación, junto con la identidad y obra de Jesús como Mesías, y afirmaba que se era salvo al obtener conocimiento intuitivo o personal.

1 Ti. 6:20 NVI Timoteo, ¡cuida bien lo que se te ha confiado (el glorioso evangelio del Mesías Crucificado)! Evita las discusiones profanas e inútiles, y los argumentos de la falsa ciencia (Gr. Gnosis = conocimiento = gnosticismo).

F.     En esencia, el gnosticismo es una mezcla de la filosofía (ideas) y la mitología (dioses) griega, con las enseñanzas principales de la fe, la cual dio como resultado una distorsión total del evangelio, y aun de la Biblia entera.

G.    Una de las ideas principales que promovía el gnosticismo era que el mundo material en el que vivimos era malo. Por lo tanto la salvación consistía en “escapar” o ser libres del mundo material corrupto para ascender a un ámbito o mundo espiritual perfecto, en términos “cristianos” ir al “cielo”.

H.    Por eso es extremadamente necesario que haya un gran cambio (reforma) en la iglesia que nos libere de éstas mentiras, y que nos prepare para proclamar el verdadero evangelio de la resurrección y el Reino con autoridad y poder. Solo así recuperaremos totalmente el mensaje original del evangelio tal y como fue anunciado por la Ley de Moisés, los profetas, y principalmente por el Señor Jesús y sus apóstoles.

I.      Esto es parte esencial de la misión apostólica de la iglesia al “destruir fortalezas” o ideas y razonamientos que se levantan contra el conocimiento de Dios (y su plan de salvación/evangelio). Por eso debemos ser agresivos en cuanto a identificar, confrontar y destruir estas fortalezas por el poder de Dios, convencidos de que esto es totalmente necesario.

2 Co 10:3-6 NVI …aunque vivimos en el mundo, no libramos batallas como lo hace el mundo. 4 Las armas con que luchamos no son del mundo, sino que tienen el poder divino para derribar fortalezas. 5 Destruimos argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevamos cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo.

J.    Antes de continuar repasemos brevemente qué es el evangelio a la luz de la gran misión que el Padre ha estado llevando a cabo por medio de su Hijo Jesús. En esencia la misión de Dios es restaurar su creación conforme a su perfección original al liberarla de la maldición y la muerte que entró como consecuencia del pecado del hombre (Gn. 3:17-19), y por lo tanto las buenas noticias (evangelio) es que Dios prometió hacerlo y lo hará finalmente en el Día del Señor (Ap. 21:1-4; 22:3) por medio de Jesús, la Simiente Mesiánica prometida (Gn. 3:15; 9:9; 12:7; 22:18; 2 Sam. 7:12-16; Lc. 1:31-35; Ro. 1:1-7; 9:1-11:36; Gá. 3:15-18; 2 Ti. 2:8; Ap. 3:7; 5:5; 22:16).

K.    Por eso el evangelio es el “evangelio del Reino” (Mt. 24:14), es decir el Reino venidero de Jesús como el Mesías crucificado que fue resucitado como “primicias” de aquellos que serán resucitados físicamente en el día final para heredar ese Reino junto a El (1 Co. 15:20-28). Porque es durante su Reino en el siglo venidero que Jesús llevará a cabo “la restauración de todas las cosas” (Hch. 3:19-21), es decir la restauración de la creación al renovar totalmente los cielos y la tierra actuales.

L.    Si usted lee su Biblia una y otra vez en comunión con el Espíritu Santo y sin muchas de las ideas teológicas que se han presentado históricamente (muchas de éstas influenciadas por la cosmovisión griega, como por ejemplo la teología reformada y el dispensacionalismo), usted verá claramente esta gloriosa realidad desde Génesis hasta Apocalipsis.

DESARROLLO HISTÓRICO DE LA COSMOVISIÓN GRIEGA

DESARROLLO HISTÓRICO DE LA COSMOVISIÓN GRIEGA

A.    Como ya mencioné fue el filósofo griego Platón (c.427-347 AC) quien junto a su maestro Sócrates (c.470-399 AC), estableció el fundamento de la cosmovisión griega. Luego Platón entrenó a Aristóteles (c.384-322) quien a su vez entrenó a Alejandro (c.356-323 AC), a quien el mundo llama “el Grande”. Alejandro fue el famoso conquistador y emperador cuya meta principal en la vida fue propagar la cultura (cosmovisión) griega a lo largo de todo su imperio.

B.    Esta se propagó entonces a lugares como el este del Mediterráneo, Egipto, Mesopotamia (Iraq en la actualidad), Irán, Asia Central, y partes de India en sólo 10 años. Una de las primeras ciudades que Alejandro estableció fue Alejandría en Egipto, la cual se convirtió en el centro principal para la propagación de la cosmovisión griega, estando ahí la biblioteca más grande del mundo.

C.    Fue luego en Alejandría donde surgió la principal fortaleza de la Iglesia Occidental cuando Clemente y Orígenes establecieron una escuela con el propósito explícito de mezclar la fe cristiana con la filosofía griega. El producto final fue el método alegórico o “espiritual” de interpretar las Escrituras, en el que se buscan “verdades espirituales” más profundas o escondidas.

D.    Más adelante, San Agustín, el famoso teólogo romano-africano, se convirtió del Neo- platonismo al cristianismo. Fue Agustín quien desarrolló lo que Clemente y Orígenes comenzaron en Alejandría, al establecer su propio sistema teológico y filosófico basado en principios de la fe cristiana y las ideas griegas que había aprendido anteriormente. Este sistema se convirtió en el fundamento de la “teología” y el “cristianismo occidental”.

E.    Tanto la teología de la Iglesia Católica como la de la Iglesia Protestante establecida por los reformadores (Lutero, Calvino, Zwingli, etc.) están establecidas sobre este fundamento, aún a pesar de sus muchas diferencias. El denominador común es la “espiritualización” de la Biblia, especialmente el Antiguo Testamento conforme al método iniciado por Clemente y Orígenes.

Aunque la Escuela de Alejandría fue confrontada en su misión por la Escuela de Antioquía, la cual afirmaba una interpretación literal de sentido común, la interpretación espiritual de la Biblia se hizo predominante para el tiempo en que Constantino tomó el poder del Imperio Romano (324), lo cual dio inicio al periodo de la síntesis (unión) entre la iglesia y el estado y selló la cosmovisión griega en la mente de la Iglesia Occidental por medio de credos ortodoxos. Los teólogos más grandes de la Edad Media, como Agustín (354-430), Gregorio el Grande (540- 604) y Tomás de Aquino (1225-1274), eran completamente helenistas (griegos) en su cosmovisión y alejandrinos en su hermenéutica (método de interpretación bíblica).[1]

F.     En este método, los pactos y promesas de Dios son reinterpretados y aplicados a “la Iglesia”, descartando totalmente la elección y propósito de Dios con la nación de Israel. También, el Reino de Dios se convierte en “reino espiritual” en el cielo, y la resurrección del cuerpo es la ascensión espiritual de nuestra alma hacia nuestro “destino celestial eterno”. Ideas completamente contrarias a la fe del evangelio que predicó tanto Jesús como los apóstoles, incluyendo al apóstol Pablo.

G.    Finalmente esta cosmovisión griega se estableció firmemente en Europa y luego llegó hasta el “Nuevo Mundo” (las Américas) durante la época del colonialismo imperial, principalmente por medio del catolicismo. En Latinoamérica el impacto fue catastrófico al mezclarse la cosmovisión griega con las creencias y prácticas paganas de los indígenas, dando como resultado un nuevo paganismo platónico, y una aún mayor distorsión y corrupción de la realidad.

H.    Tertuliano, uno de los padres de la iglesia que peleó intensamente contra esta influencia griega dice:

Estas son las doctrinas de hombres y de demonios producidas por la comezón de oídos del espíritu de la sabiduría de este mundo… Verdaderamente las herejías son instigadas por la filosofía. De esta fuente surgieron los eones (En el gnosticismo, cada una de las inteligencias eternas o entidades divinas de uno u otro sexo, emanadas de la divinidad suprema.[2]), y no conozco que formas infinitas, y la trinidad del hombre en el sistema de Valentino, quien era de la escuela de Platón. De la misma fuente (la filosofía) surgió el mejor dios de Marción, con toda su tranquilidad; el cual vino de los estoicos (ver Hch. 17:18). Luego, nuevamente, la opinión de que el alma muere es sostenida por los epicúreos; mientras que la negación de la restauración del cuerpo es tomada de la escuela colectiva de todos los filósofos; también, cuando la materia es igualada a Dios, entonces tienes la enseñanza de Zenón; y cuando cualquier doctrina está alegadamente tocando a un dios de fuego, entonces entra Heráclito. El mismos tema es discutido una y otra vez por los herejes y los filósofos; los mismos argumentos están envueltos… ¡Infeliz Aristóteles, quien inventó la dialéctica (Arte de dialogar, argumentar y discutir.[3]), el arte de construir y demoler; un arte tan evasivo en sus proposiciones, tan torcido en sus conjeturas, tan áspero en sus argumentos, tan productivo de contencionesvergonzoso aún para sí mismo, retractándolo todo, y realmente tratándose de nada!… ¿Qué realmente tiene que ver Atenas (la filosofía griega) con Jerusalén (La Ley, los profetas, el evangelio)? ¿Qué acuerdo hay entre la Academia (donde se entrenaban los filósofos) y la Iglesia? ¿Qué entre los herejes y los cristianos? Nuestra instrucción viene del pórtico de Salomón (donde los apóstoles enseñaban, ver Hch. 3:5), quien enseñó que el Señor debe ser buscado en simpleza de corazón. ¡Afuera con todos los intentos de producir un cristianismo moteado con la composición estoica, platónica, y dialéctica! ¡No queremos ninguna discusión después de poseer a Cristo Jesús, ninguna inquisición después de haber disfrutado del evangelio! Con nuestra fe, no deseamos una creencia adicional. Porque esta es nuestra fe sobresaliente, que no hay nada que debamos creer aparte de ésta.[4]

I.      Al decir todo esto no estoy diciendo que TODO lo que haya dicho Agustín, la iglesia católica, los reformadores y los protestantes esté mal pues realmente ha habido y hay gente sincera que ama al Señor en todos estos grupos. Mi intención es poner todo esto en la perspectiva correcta.

J.    Pero tenemos que reconocer que aunque lo supiéramos o no la cosmovisión griega ha estado cimentada en la mente de la iglesia en general desde Agustín. No podemos continuar idealizando todo lo que hombres y mujeres hayan dicho o hecho en el pasado, sino que debemos ser objetivos e idealizar solamente lo que la Biblia nos dice.


[1] John Harrigan, “The Five-Fold Development of the Western Worldview” (lecture note from course Biblical Theology of Mission, Apostolic Missions School, International House of Prayer University, Fall 2008). (Cita traducida por Henry Bruno)

[2] Diccionario de la Real Academia Española

[3] Diccionario de la Real Academia Española

[4] “Pagan Philosophy the Parent of Heresies”, Prescription Against Heretics, Chapter 7, <http://www.tertullian.org/anf/anf03/anf03- 24.htm#P3208_1148660> (Cita traducida por Henry Bruno)

EL FUNDAMENTO DE LA COSMOVISIÓN GRIEGA: EL DUALISMO PLATÓNICO

EL FUNDAMENTO DE LA COSMOVISIÓN GRIEGA: “EL DUALISMO PLATÓNICO”

A.    Según las ideas filosóficas de Platón, la realidad o todo lo que existe está dividido en dos partes o “ámbitos” distintos (dualismo): el ámbito perfecto “inteligible”, y el ámbito corrupto “perceptual.”

1.    Inteligible—“Que es materia de puro conocimiento, sin intervención de los sentidos.”[1] En otras palabra invisible.

2.    Perceptual—Percibir, “Recibir por uno de los sentidos las imágenes, impresiones o sensaciones externas.”[2] En otras palabras visible.

B.    Según esta cosmovisión todo lo que vemos a nuestro alrededor es corrupto y malo, y es una mera copia de la realidad ideal que está flotando en el ámbito inteligible. Por ejemplo, cuando dibujamos un círculo, éste es solo una copia del círculo perfecto original, o una manzana “material” es simplemente una copia corrupta e imperfecta de la manzana “ideal” que se encuentra en el ámbito “ideal”. Por lo tanto, el mundo físico o “perceptual” a nuestro alrededor es malo en sí mismo, siendo éste la causa del problema del mal en la existencia humana.

C.    Esta idea se desarrolló en lo que conocemos hoy en día como el mundo espiritual o sobrenatural (invisible) y el mundo material o natural (visible), y finalmente “el cielo” y “la tierra” (Gn. 1:1).

D.    Dentro de esta cosmovisión, la salvación es entonces “escapar” del mundo material corrompido al entrar o ascender al mundo “espiritual”. Este fue el origen de la idea acerca del “destino celestial.”

La idea de un destino celestial era común en el primer siglo entre paganos entrenados en filosofía griega. Entró al cristianismo gradualmente, después de la muerte de los apóstoles, por medio de la incorporación de elementos del gnosticismo. Los gnósticos enseñaban que la materia era mala, y que la creación fue un error, hecha por un dios inferior que buscó aprisionar a la humanidad en cuerpos físicos, y demandar su adoración. El gnosticismo cristiano sostenía que Jesús vino de parte del Dios supremo para liberar a la humanidad de este ámbito físico malo, en el cual habían sido atrapados por el dios inferior a quien los judíos adoraban. La misión de Jesús era mostrarle a la humanidad el camino a una realidad celestial más elevada (no hacer expiación por los pecados). La salvación se obtenía por medio de niveles de gnosis (la palabra griega para conocimiento). Al obtener conocimiento sobrenatural de varios misterios, los convertidos debían progresar a lo largo de etapas (siendo asistidos en el camino por ciertos espíritus guías) hasta que la persona alcanzaba la pleroma, la versión gnóstica del cielo. Como el mundo material era malo, los gnósticos negaban también la resurrección del cuerpo. Al ser liberados de las ataduras de la tierra y el universo material, entonces podían remontarse a los cielos, esta era la esperanza de los gnósticos.[3]

E.    Por eso cuando la cosmovisión griega se infiltró a la iglesia la salvación dejó de ser la resurrección del cuerpo para vivir para siempre aquí en la tierra, y se convirtió en la ascensión del alma al cielo. Así se disfrazó una idea griega con lenguaje bíblico y se introdujo la idea de ser salvo al “ir al cielo” para siempre. La muerte en lugar de continuar siendo el gran “enemigo” que vino como consecuencia de nuestro pecado (1 Co. 15:26), se convirtió en la amiga por medio de la cual llegamos al cielo.

F.     Agustín fue uno de los promotores principales de esta idea:

Aunque era generalmente un seguidor de la interpretación alegórica de Orígenes (ver Acerca de la Doctrina Cristiana, Prefacio), Agustín redujo el tono del sistema para hacerlo menos censurable ante los cristianos ortodoxos (ver Phillip Schaff, Prefacio a La Ciudad de Dios de Agustín, en Los Padres Pos-Nicea, Vol. 2, p.5). En muchos puntos Agustín parece ser ortodoxo (que tiene la doctrina/enseñanza correcta), y aunque habló insinceramente de la resurrección del cuerpo (ver Ciudad de Dios, 20.6-14; 22.5-21; Acerca de la Doctrina Cristiana, 1:19-21), el ve el cielo como la salvación final (ver Ciudad de Dios, 11.1; 14.28; 19.10-11; 20.14-27) y por lo tanto asume una resurrección celestial (ver Ciudad de Dios, 13.22-23; 22.3-4). El cielo como el destino final de los santos es la base de la perspectiva amilenarista que surgió como resultado del método alegórico de interpretación bíblica de Agustín.[4]

G.    Todo esto está en total oposición a la cosmovisión bíblica, en la cual la salvación no es una ascensión celestial del alma que glorifica la muerte, sino la resurrección del cuerpo que condena la muerte y glorifica la vida en una tierra renovada y restaurada bajo el liderazgo de un Rey justo y bueno.


[1] Diccionario de la Real Academia Española

[2] Diccionario de la Real Academia Española

[3] Tim Warner, “Origins of the Heavenly Destiny Concept: Greek Mysticism and Gnosticism,” The Pristine Faith Restoration Society <http://www.pfrs.org/pd/06.html> (Cita traducida al español por Henry Bruno)

[4] Harrigan, “Five-Fold Development.” (Cita traducida por Henry Bruno)

EL FUNDAMENTO DE LA COSMOVISIÓN BÍBLICA: LA ETERNIDAD DE LOS CIELOS Y LA TIERRA

EL FUNDAMENTO DE LA COSMOVISIÓN BÍBLICA: LA ETERNIDAD DE LOS CIELOS Y LA TIERRA

A.    En la sesión 3 de esta serie de enseñanzas presentamos con bastante destalle la descripción bíblica de la creación. A la luz de Génesis 1 y otros pasajes relacionados vimos como los cielos y la tierra forman parte de una sola realidad creada por Dios, y de lo cual el Señor dijo que era “bueno en gran manera” (Gn. 1:31).

B.    Es decir, los cielos no son una cosa aparte de la tierra, y tampoco son algún ámbito inmaterial, invisible y sobrenatural. Son simplemente parte de la gran casa dentro de la cual Dios mismo, y sobre la cual gobierna en total soberanía. De hecho, la tierra misma se encuentra dentro de la gran expansión que fue llamada por Dios “cielos” (plural), y el Señor estableció su templo en la región más alta de la expansión o los “el cielo de los cielos.” (Ver sesión 3 para más información.)

C.    En adición, el mensaje de la Biblia (el evangelio) es que toda la creación será renovada por Jesús en el Día del Señor (Ap. 21-22).

Ap. 21:1-4 LBLA Y vi un cielo nuevo (renovado) y una tierra nueva (renovada), porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existe. 2 Y vi la ciudad santa, la nueva Jerusalén (renovada), que descendía del cielo, de Dios, preparada como una novia ataviada para su esposo. 3 Entonces oí una gran voz que decía desde el trono: He aquí, el tabernáculo de Dios está entre los hombres, y El habitará entre ellos y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará entre ellos. 4 El enjugará toda lágrima de sus ojos, y ya no habrá muerte, ni habrá más duelo, ni clamor, ni dolor, porque las primeras cosas han pasado.

Henry Bruno Henry Bruno (24 Posts)

Henry is a husband, father and missionary. Henry and his wife Aneliz were born and raised in Puerto Rico. Their passion is to see a faithful witness of the Gospel among Jews and Gentiles, in this last hour.


Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Share This!

Let others know!

%d bloggers like this:
Read more:
Living As In The Daytime

Giving Context Part 2

Close